DESARROLLO ECONÓMICO
EDUCACIÓN
FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL
SALUD Y AMBIENTE

Las conversaciones directas entre la empresa y Sintracerromatoso se extenderán hasta el próximo 20 de mayo. Si no hay acuerdo, los trabajadores deberán votar en asamblea del 27 de mayo si votan la huelga o se acude al Tribunal de Arbitramento para resolver las diferencias.

El presidente de Cerro Matoso, Ricardo Gaviria, llamó la atención de todos los trabajadores de la empresa al revelar que el sindicato que negocia la Convención Colectiva ha sido indiferente ante la grave situación de la compañía, al tiempo que aseguró que el pliego de peticiones de Sintracerromatoso adicionaría doce millones de dólares al costo laboral anual.

 

“Transcurridos casi cinco meses de negociación, de los cuales tres se invirtieron definiendo las garantías para iniciar el proceso y un mes en la etapa de arreglo directo, la organización sindical ha sido indiferente ante la situación de la compañía”, señaló el alto directivo en un comunicado a todos sus empleados.

El señor Gaviria explicó en la misiva que la caída del precio internacional del níquel y la disminución de la producción en la mina, no permite “asumir compromisos laborales que superen nuestra capacidad económica o que pongan en riesgo la sostenibilidad de nuestra empresa”.

Según la circular, los esfuerzos que es necesario hacer para sostenerse en medio de la crisis van más allá de las proyecciones iniciales. “Hoy Cerro Matoso es una compañía distinta, con retos económicos que nunca hemos vivido. Necesitamos adaptarnos a un entorno incierto y cambiante. Nos preocupa que el sindicato todavía no reconozca la situación actual de la empresa, generada no solo por los bajos precios del mineral sino fundamentalmente por la baja en el tenor de níquel que está ocasionando una reducción de la producción cercana al 25%”, afirmó el alto directivo de Cerro Matoso.

La empresa sigue generando pérdidas. Los resultados del primer semestre del año fiscal en curso, indican que Cerro Matoso arrojó pérdidas por US$48 millones. El tercer trimestre  (enero-marzo) las pérdidas fueron de US$27 millones y la caja generada por la operación fue negativa en US$7 millones.

“En medio de este panorama tenemos que ser realistas. En la mesa se han hecho múltiples propuestas que no impactan la calidad de vida de los trabajadores, administrando algunos beneficios de manera diferente para disminuir el costo laboral”, precisa el comunicado.

El presidente Ricardo Gaviria apremió a los trabajadores a actuar con responsabilidad. “La mejor contribución que todos podemos tener para la región es preservar a Cerro Matoso como fuente de empleo, ya que no solamente los empleados directos de la compañía se benefician sino la población del Alto San Jorge  y es por eso que llamo a todos a reflexionar, como también invito a las partes para que lleguen a un acuerdo constructivo. La preservación de la fuente de empleo debe estar por encima de cualquier otro interés”.

Agregó que el costo de una huelga y los potenciales riesgos por daños a los hornos, hacen que un escenario de cierre más allá del periodo de huelga, constituya un riesgo más real y desencadene en funestas consecuencias para los empleados de la compañía, las familias de la región y la economía de la región del Alto San Jorge.

 

Entre tanto, los directivos sindicales en reuniones y a través de medios de comunicación, han instado a los trabajadores de la compañía a votar por la huelga en la asamblea del próximo 27 de mayo.

Fundación Cerro Matoso, Todos los derechos reservados