DESARROLLO ECONÓMICO
EDUCACIÓN
FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL
SALUD Y AMBIENTE

El pasado 29 de abril se realizó en Montería la quinta sesión de diálogos sociales con las comunidades del área de influencia directa. Una vez más mediante el consenso, la participación y el respeto por la diferencia, fue posible tomar decisiones y avanzar en los aspectos que involucran a cada una de las partes del diálogo.

Después de un año y medio de firmada el acta de entendimiento con los cabildos indígenas, Cerro Matoso  presentó un avance del 68% en el total de sus compromisos adquiridos. Vale la pena resaltar que el acta tiene una duración de cinco años.

Dentro de los compromisos ejecutados en el último período se destacan:

  • Realización de seis jornadas médicas especializadas en 6 de las comunidades, mediante la cual se atendieron 1.222 personas entre adultos y niños, se realizaron 386 consultas de medicina interna, pediatría y dermatología.
  • Iniciación de la escuela de formación en competencias, cuyo objetivo es mejorar las habilidades para el trabajo de la población mayor de edad en las 7 comunidades, de la que actualmente se benefician 140 personas que reciben formación en  competencias lógico matemáticas, lectoras, sistemas y competencias ciudadanas. Esta iniciativa es liderada por la Fundación Cerro Matoso y la Fundación Educativa de Montelíbano.
  • Proyecto de producción y comercialización de pollos de engorde en el cabildo de Torno Rojo, el cual inició en la granja Petrona y que tendrá una cría de 2.500 pollos y cuenta con la Cooperativa Coomatoso como uno de sus aliados comerciales.
  • Por su parte el gobierno nacional, a través del Ministerio de Salud, dio a conocer los avances en el estudio de salud ambiental, mostrando cómo luego de varias sesiones de análisis entre las partes se logró el consenso en cuanto al modelo, enfoque y alcance del estudio, con el cual se pretende identificar de manera integral los determinantes de la salud de las comunidades próximas a la operación de Cerro Matoso.

En la construcción, las aleaciones de níquel combinan la funcionalidad y el alto porcentaje de reciclado con la estética. El acero inoxidable fabricado con níquel es utilizado para edificar estructuras robustas que requieren bajo mantenimiento y duran muchos años. Al final de su vida útil estas pueden reutilizarse para crear nuevos productos prácticos para la sociedad. El acero inoxidable que se utiliza en la arquitectura ha sido siempre uno de los metales con menor impacto ambiental de los empleados en la construcción. Sus bajos costos de mantenimiento y durabilidad hacen que sea una opción sostenible en numerosas aplicaciones arquitectónicas como: tejados, revestimientos murales y placas solares. El níquel proporciona revestimientos duraderos que se emplean tanto en decoración (acabados “satinados” y “cromados”) como en ingeniería. La robustez del níquel a temperaturas elevadas, su durabilidad y su capacidad para mejorar la resistencia a la corrosión permiten a los ingenieros diseñar estructuras y sistemas que utilizan los recursos de manera más eficiente. Prácticamente todas las superficies metálicas requieren algún tipo de acabado. De todos los metales que se emplean para este fin, el níquel, como el producido por Cerro Matoso, es el más versátil. Los revestimientos de níquel satisfacen numerosas necesidades, tanto de tipo funcional como decorativo. 

Fuente: Nickel Institute - Documento “El níquel en la Unión Europea”

El 24 de Abril se realizó la entrega final del Puesto de Salud de Bocas de Uré a la Alcaldía del Municipio San José de Uré, como ente rector de la salud en el lugar.  Participaron el Secretario de Salud municipal, representantes de las organizaciones de base del corregimiento y de la Fundación Cerro Matoso.

Cabe anotar que en Agosto de 2014, Cerro Matoso, dando cumplimiento al acuerdo firmado en octubre de 2013 para la convivencia y la promoción del desarrollo sostenible de las comunidades ubicadas en el área de influencia directa de la operación, reconstruyó y entregó el puesto de salud. Esta remodelación incluyó la reparación del techo, cielo raso, baños, limpieza de zonas verdes, instalaciones eléctricas, enchapes en sala de espera, consultorio médico y la recepción, así como la instalación de la malla de cerramiento. Para complementar las obras entregadas, en el mes de marzo de 2015 se realizaron algunas adecuaciones adicionales que permiten disponer de una institución adecuada para la prestación de servicios conforme a las exigencias legales. Estas adecuaciones consistieron en:

- Adecuación de sitio para almacenamiento de residuos de acuerdo a lo establecido en la norma vigente.

- Adecuación de tanque de agua para almacenamiento de emergencia.

- Conexión a red de distribución para suministro permanente del agua en el puesto de salud.

- Adquisición de instrumental y equipos biomédicos requeridos para la atención.

Con la entrega de este Puesto de Salud se benefician aproximadamente 190 familias que en adelante podrán acceder a los servicios básicos de salud y actividades de Promoción y prevención, los cuales serán prestados a través de la Alcaldía Municipal, con un médico que visitará la comunidad una vez a la semana, y una auxiliar de enfermería que permanecerá en el puesto de salud para adelantar las acciones de fomento de la salud y prevención de la enfermedad.

Álbum en Facebook

Como parte de la estrategia de contratación del personal de comunidades del área de influencia directa de Cerro Matoso, la Empresa emprendió una iniciativa de fortalecimiento con ellos después de identificar aspectos críticos en competencias de jóvenes y adultos con potencial de contratación; con la propuesta educativa “Escuela de competencias básicas” se busca mejorar esta condición iniciando con un piloto de 100 adultos.

Se trabaja con 4 grupos en dos sedes educativas, los docentes de matemáticas y competencias lectoras trabajan simultáneamente uno en cada grupo, al finalizar cada sesión se realiza el cambio de asignatura.

De acuerdo al análisis realizado por el equipo de Asuntos Externos de Cerro Matoso, las cuatro competencias priorizadas en esta propuesta y que requieren mejoramiento son:

  • Tratamiento de la información y competencia digital
  • Competencia en razonamiento lógico-matemático 
  • Competencias lectoras
  • Competencias ciudadanas

FASES

 ESTADO

Identificación de necesidad y solicitud de Asuntos Externos de Cerro Matoso

OK

Gestión de voluntariado de docentes de la FEM a través del “Banco del tiempo”

OK   

Socialización de la propuesta con autoridades indígenas, afros y líderes de organizaciones comunales

OK

Inscripción y Sorteo de personal inscrito

OK

Diagnóstico de necesidades de formación por parte del equipo de la FEM

OK

Desarrollo de actividades académicas

 En ejecución 

Evaluación

 -

Certificación 

 -

Cierre

 -

Álbum en Facebook 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El níquel como el que se produce en Cerro Matoso permite transportar por vía aérea 2.000 millones de personas cada año y 34 millones de toneladas de carga, con un consumo de combustible lo más eficiente posible, contribuyendo al cuidado del medio ambiente. Los aviones que cada día vuelan por el mundo están hechos con Invar™ que es una aleación de hierro y níquel. En el caso de los vehículos terrestres, variadas piezas como los ejes, el cigüeñal, los engranajes y hasta las llaves que los encienden están hechos con níquel producido por Cerro Matoso.

Ese elemento de aspecto blanco plateado, que sale de la mina ubicada en Montelíbano - Córdoba, en bolsas de gruesa lona con el sello “Made in Colombia”, rumbo a los mercados internos e internacionales, es muy brillante, quizás porque refleja la esencia del quehacer de la gente de toda una región para llevar al mundo un producto lleno del alma de un país. Gracias al níquel que aporta Colombia al transporte, cada segundo que pasa, las personas pueden llegar puntuales a sus citas, visitar a sus seres queridos, ganar su sustento, viajar, transportar alimentos, en fin… cuando le hablen de Cerro Matoso recuerde con orgullo que es la segunda compañía productora de ferroníquel y la quinta de níquel en el mundo.

 

Los proyectos pedagógicos productivos surgen como una herramienta para crear nuevos escenarios educativos en las instituciones para que los jóvenes aprendan el cuidado de la tierra, la conservación del medio ambiente, y sobre todo participen en cultivo de plantas ornamentales, medicinales y árboles y aprovechen los beneficios de sus frutos.

Con esta iniciativa 188 estudiantes desde preescolar a grado noveno han comenzado a plantar en diversos puntos de la institución y en la rivera de la quebrada poniendo en práctica las diferentes áreas de estudios como matemática haciendo conteo de especias de plantas,  lengua castellana con la producción de textos relacionados al proyecto entre otras según la pertinencia de la experiencia.

“La  idea es que el proyecto se sostenga en el tiempo, la Fundación Cerro Matoso nos ha venido contribuyendo con algunos aportes, insumos que necesitamos, el acompañamiento de un asesor en la elaboración del proyecto y ahora hay un ingeniero agrónomo que nos va apoyar en la parte técnica” dijo Jorge Coronado, coordinador del proyecto la Institución Educativa de Pueblo Flecha – Sede Unión Matoso. 

Hoy es un buen día para recordar la importancia que tiene proteger la tierra, el hogar de todos, ya que todo cuenta por muy pequeña que parezca una acción. Fernando Valladares investigador del Centro de Ciencias Medioambientales del CSIC, ofrece 20 consejos para cuidar el planeta que vale la pena tomar en cuenta para hacer parte de la solución:

1.- Transporte. Reducir el individual y promocionar los medios colectivos.

2.- Energía doméstica. Disminuir su gasto con electrodomésticos de etiqueta energética o apagando los aparatos completamente (y no en modo standby).

3.- Residuos. Favorecer la separación de basuras y el reciclaje.

4.- Materiales. Reutilizarlos siempre que se pueda (papel, juguetes, herramientas, muebles...) y evitar usar bolsas, cajas y embalajes.

5.- Agua. Reducir su consumo colocando, por ejemplo, botellas en las cisternas.

6.- Riego. Minimizar el riego de jardines y promocionar el sistema por goteo.

7.- Urbanizar. Sólo donde se sepa que habrá agua suficiente a largo plazo. En muchas ocasiones se otorgan licencias donde no hay agua.

8.- Naturaleza. Respetar los espacios protegidos y minimizar el impacto en zonas naturales.

9.- Casas. Construirlas con buenos materiales aislantes térmicos para que la inversión en calefacción y el aire acondicionado sea menor.

10.- Rendijas. Mejorar los aislantes en ventanas y puertas porque entre un 5% y un 10% del calor del hogar se escapa por ellas.

11.- Paneles solares fotovoltaicos conectados a la red eléctrica.

12.- Energías alternativas. Darles más valor y estar dispuestos a financiarlas. Si todos las apoyamos, serán rentables, aunque sean más caras.

13.- Impuestos. Permitir que se asignen para la conservación de recursos.

14.- Suelo. Minimizar los cambios de uso del suelo y, en general, del suelo artificial.

15.- Impacto. Dar más importancia a los análisis de impacto ambiental y considerar otras alternativas costosas, pero ambientalmente favorables.

16.- Especies. No trasladarlas fuera de su lugar de origen.

17.- Invasores. No soltar animales domésticos y mascotas. Pueden ser especies invasoras.

18.- Productos químicos. Minimizar el uso de compuestos químicos como antibióticos, fertilizantes y aerosoles.

19.- Educar a los niños en el valor de los bienes que nos ofrecen los ecosistemas.

20.- Gobiernos. Exigir la gestión sostenible a largo plazo de los recursos naturales.

¡De cada uno depende el cuidado de la tierra!

Fuente: http://m.20minutos.es

 

La Alianza por lo social para el Alto San Jorge es la mayor iniciativa público privada del sector minero del país en la que Cerro Matoso S.A., el gobierno nacional y las administraciones de cuatro municipios de Córdoba se unieron para mejorar las condiciones de vida de la población.

El 6 de marzo pasado, el parque central de Montelíbano, Córdoba, convocó a cientos de personas. No importaron los 38 grados centígrados que esa mañana registraban los termómetros, pues Cerro Matoso, el Ministerio de Trabajo, el Departamento para la Prosperidad Social, el Sena y cuatro administraciones municipales iban a firmar el convenio en el que se comprometían a construir y poner en funcionamiento una sede del Sena que brindará formación técnica y tecnológica a la población del sur del departamento y que tendrá una inversión de 10.600 millones de pesos. 

La construcción del centro educativo hace parte de los proyectos que desarrollará la Alianza por lo social para el Alto San Jorge. Una iniciativa público privada que nació en noviembre de 2013 y en la que la compañía Cerro Matoso y su fundación se unieron con el gobierno nacional y los gobiernos de los municipios de Montelíbano, La Apartada, San José de Uré y Puerto Libertador para articular y desarrollar proyectos sostenibles de inclusión social que les permitan a las familias más necesitadas de la región mejorar su calidad de vida.

Ricardo Gaviria, presidente de Cerro Matoso, la describe como un esfuerzo colectivo que pretende dar atención integral en educación, salud, seguridad alimentaria, infraestructura, primera infancia e inclusión de la población local urbana y rural en las dinámicas económicas regionales. “Además, así traemos el Estado a nuestra zona de influencia y con las administraciones locales, que son las que conocen las necesidades de sus municipios, definimos y hacemos las inversiones donde se necesitan”.

Con esta alianza, a partir de 2015 se destinarán 45.000 millones de pesos para la ejecución de proyectos de alto impacto en el Alto San Jorge, entre los que se destacan además de la sede del Sena, la construcción de dos bibliotecas, una en La Apartada y otra en San José de Uré; el desarrollo de sistemas de agua potable y saneamiento básico en siete comunidades vecinas a la operación de la compañía; el fortalecimiento de calidad de la educación y la construcción o el mejoramiento de 300 viviendas en comunidades indígenas en San José de Uré y Puerto Libertador.

También se destinarán 1.600 millones de pesos para la construcción de un sendero peatonal en Montelíbano; 3.000 millones de pesos para la pavimentación de un tramo de la vía a Puerto Libertador; 1.600 millones de pesos para la construcción de un portal de la cultura en La Apartada y 1.000 millones de pesos para la remodelación del centro de desarrollo infantil Los Cisnes en Montelíbano. A estas iniciativas se suman las brigadas de salud especializadas por medio de las cuales en 2014 se atendieron a casi 3.000 pacientes.

“Con todos estos proyectos –concluye Gaviria–, la Alianza se consolida como la mayor iniciativa público privada del país, que beneficiará a 140.000 personas de esta región. La ejecución de todas estas iniciativas representan un importante avance en nuestra intención de seguir transformando al Alto San Jorge”. 

 Fuente: AVANZA CÓRDOBA 

 

 

El 10 y 15 de abril se realizó en el Club Katuma un ciclo de talleres de orientación profesional con estudiantes vecinos a la operación de Cerro Matoso que aspiran a becas con la empresa y beneficiarios del Banco del Tiempo de las instituciones educativas: San Bernardo, CESUM y San Antonio María Claret, en total participaron 70 estudiantes.

La primera jornada se desarrolló con un profesional voluntario del Banco del Tiempo y el tema fue cómo escoger carrera universitaria; y la segunda actividad la lideró la Universidad Pontificia Bolivariana y el tema fue Vive la Universidad.

Ante la baja en los precios internacionales y la menor concentración de níquel en la mina, el mayor desafío para la industria nacional de este mineral es conservar su competitividad, mantener su perfil de producción y reducir los costos en su proceso de transformación.

Si hoy todas las empresas mineras que explotan níquel terminaran su actividad, el mundo tendría inventarios de este mineral –que se usa principalmente en la producción de acero inoxidable– para aproximadamente tres meses. Podría decirse entonces que esta industria está preparada para cualquier contingencia. Sin embargo, ese aumento de existencias disponibles también es su mayor desafío. 

Hasta mediados de la década de 2000, Canadá, Rusia, Australia, Brasil, Filipinas e Indonesia concentraban la producción de níquel en el planeta. El mundo consumía anualmente entre 1,3 y 1,4 millones de toneladas, los inventarios no superaban 10.000, y en los mercados internacionales el precio por tonelada rondaba los 45.000 dólares. 

En los últimos ocho años el panorama cambió radicalmente. Y mucho tienen que ver los chinos. Como en otras industrias el gigante asiático, en su proceso de expansión, ya no solo es el principal consumidor de este mineral, sino que se concentró en comprarles el mineral de níquel a países como Filipinas e Indonesia, construyó sus propias plantas para industrializarlo y hoy atiende casi la totalidad de su mercado interno. Eso, sumado a un aumento de la oferta mundial en los últimos años, mediante la ampliación de yacimientos existentes o por inversiones en nuevos yacimientos, generó que en 2014 la producción anual llegara a 1,9 millones de toneladas y que los precios estuvieran por debajo de los 15.000 dólares por tonelada. 

Al igual que La Odisea, Puente Uré y Bocas de Uré, Centro América tuvo su Jornada de Atención Integral. Durante dos semanas integrantes el equipo de atención básica visitaron casa a casa las familias del cabildo indígena y de la Junta de acción comunal, cubriendo un total de 90 viviendas de las 120 que tiene el corregimiento, es decir, el 76%. La comunidad recibió con agrado esta iniciativa y trabajó de la mano facilitando todo el apoyo requerido para asegurar el buen desarrollo de las actividades previstas.

El objetivo de estas jornadas es adelantar actividades de atención médica general y especializada a la población priorizada.

Tal como en las Jornadas anteriores, el ciclo finalizó con una brigada de atención de medicina especializada en la que participaron un médico internista, un pediatra y un dermatólogo, garantizando la presencia de este tipo de profesionales que es poco frecuente en la zona y logrando la atención de un total de 67 personas.

Álbum Facebook

Noticias relacionadas:

Finalizan Jornadas de Atención Integral en Puente Uré

Resultados de las Jornadas de Atención Integral en La Odisea

Regresan Jornadas de Atención Integral

 

La Alianza por lo Social para el Alto San Jorge es la mayor iniciativa público privada que se ha dado en el país. Desde 2013, cuando firmaron este pacto el Gobierno de Colombia, Cerro Matoso y su Fundación, las administraciones de Montelíbano, Puerto Libertador, San José de Uré y La Apartada, los esfuerzos se han enfocado en llevar atención integral a las poblaciones más vulnerables de la región. 

Salud, educación, recreación, infraestructura, espacio público, vivienda, proyectos productivos y saneamiento básico, son parte fundamental de la visión de la Alianza y constituyen el norte de su compromiso social. 

Las administraciones municipales han participado activamente en la definición de los proyectos y aportarán económicamente a su ejecución. 

 

Proyectos cuya ejecución inician en 2015 

  • Construcción SENA Alto San Jorge en Montelíbano 
  • Construcción de las bibliotecas de La Apartada y San José de Uré 
  • Agua potable en 7 comunidades alrededor de la operación 
  • Fortalecimiento de la calidad educativa en 7 comunidades alrededor de la operación 
  • Sendero peatonal en Montelíbano 
  • Construcción y mejoramiento de 300 viviendas rurales en comunidades indígenas en San José de Uré y Puerto Libertador 
  • Construcción del Portal de la Cultura en La Apartada 
  • Remodelación del Centro de Desarrollo Infantil Los Cisnes en Montelíbano 
  • Pavimentación de un tramo en la vía a Puerto Libertador
  • Esta iniciativa de responsabilidad social que se ha trabajado en conjunto con el Gobierno nacional no tiene precedentes y demuestra que juntos podemos trabajar por un mejor país”. Tatyana Orozco de la Cruz, directora del DPS. 

Una Alianza que vela por la salud de los más necesitados 

Las brigadas de salud especializadas atendieron en 2014 a unos 3.500 pacientes en: San José de Uré, Puerto Libertador, La Apartada y Montelíbano.

Para Gabriel Calle, alcalde del municipio de Montelíbano: “No hay mejor inversión social que la salud de los habitantes del municipio. Es muy importante esta labor que junto a la empresa privada, el Ministerio de Protección, las fuerzas militares, el municipio y el departamento le colaboramos a la comunidad más necesitada”. 

Video: Alianza por lo Social para el Alto San Jorge

Después de la crisis de 2013, Cerro Matoso construyó una nueva relación con base en el diálogo y respeto mutuo con Pueblo Flecha, la comunidad más cercana a su operación. 

Cerro Matoso está construyendo 80 viviendas en Pueblo Flecha y mejorará otras 45 de interés social. 

Estamos firmando la paz. Este cambio en la convivencia con Cerro Matoso lo recibimos con sonrisas”. Ramón Carvajal, uno de los habitantes del corregimiento Pueblo Flecha, en el municipio de San José de Uré y el más cercano a esta operación minero industrial, describe así la relación actual entre su pueblo – cabildo indígena zenú y dedicado principalmente a la producción de caña flecha para la elaboración del sombrero vueltiao y otras artesanías– y la compañía Cerro Matoso. 

Atrás quedaron los bloqueos a la mina y a la planta de producción de ferroníquel que su comunidad protagonizó entre septiembre y octubre de 2013 en los que reclamaba mayores beneficios sociales por este proyecto. Las enseñanzas que les dejó este episodio son hoy la piedra angular de su relación. La comunidad y la compañía comprendieron que la única manera de entenderse era hablando, escuchando y entendiendo las diferencias que los separaban. 

Luis Marulanda, vicepresidente de Asuntos Externos de Cerro Matoso, confirma esos aprendizajes: “La necesidad de transformar en diálogos transparentes y horizontales el relacionamiento con las comunidades para construir una visión compartida de futuro; reconocer los problemas sociales para avanzar en la resolución de las diferencias y convencernos de que el diálogo y el respeto son el único camino válido para solucionar cualquier conflicto”. 

El primer paso entonces fue la firma de un acta de entendimiento entre las partes y el Gobierno, y la puesta en marcha de una mesa de diálogo permanente en la que se trabajaría, por comités, temas prioritarios para la comunidad, como mejoramiento de viviendas, agua, saneamiento básico, educación, seguridad alimentaria y proyectos productivos. 

El manejo ambiental del proceso minero e industrial de Cerro Matoso S.A. tiene como prioridades la protección del ambiente, el uso responsable de los recursos naturales, la calidad del agua y del aire, así como una adecuada disposición de los residuos sólidos. 

Cada mañana, Roberto Suárez riega el centenar de pequeños arbolitos que tiene en el vivero que organizó con su esposa Catalina en su casa. Sembrados en bolsas negras, tiene robles, cedros, palma, caracolí y frutales. La idea es que en unas semanas alcancen los 30 centímetros de altura para cumplir con el pedido de 580 unidades que Cerro Matoso le hizo a ellos y a sus compañeros de proyecto. 

Roberto y Catalina conforman una de las familias del municipio de San José de Uré, con las que la compañía minera trabaja en siembras por compensación, una estrategia con la que, desde 2009 y hasta 2016, busca sembrar 98 hectáreas de árboles en corredores biológicos alrededor de las quebradas Uré y El Tigre. Solo en 2013, produjeron y sembraron 10 mil árboles, lo que representó un ingreso para estas familias de 7,5 millones de pesos. 

La iniciativa ha sido tan exitosa que no solo Cerro Matoso, pionera del proyecto, les compra los árboles, sino que otras compañías mineras y eléctricas que operan en la región también los eligieron como proveedores. 

Fundación Cerro Matoso, Todos los derechos reservados